Se acabó el impuesto al sol

y se potencia el autoconsumo con compensación y comunitario.

El denominado impuesto al sol por fin se ha terminado. No resulta coherente que países como Alemania o Inglaterra dispongan de un mayor número de instalaciones de energía solar frente a España, el país más soleado de Europa.

Por fin se acabó el impuesto al sol

Afortunadamente, esta situación ha cambiado en los últimos meses. Dicho impuesto ya vio su fin a partir de la publicación del Real Decreto 15/2018, en vigor desde el 5 de octubre del pasado 2018. Con esta normativa ya se autorizaba el autoconsumo, aunque no se consideraba la compensación.

Tras ese importante primer paso ha llegado el Real Decreto 244/2019, vigente desde el pasado 5 de abril. En este documento se le da importancia a dos aspectos que antes no se consideraban:

  • El autoconsumo con compensación. Hace referencia a que, por fin, se le pueda sacar partido a la energía eléctrica sobrante generada. Con este método se implementa el balance neto. De este modo, la electricidad creada por las instalaciones de un usuario, es compensada en la factura mes a mes de la compañía eléctrica.
  • Autoconsumo colectivo o comunitario. A partir de ahora también pueden unirse comunidades de usuarios para ceder unos a otros la electricidad generada por sus instalaciones.

Además de estos dos puntos, también encontramos otros dos temas a tener en cuenta. Por una parte, desaparece el límite superior de contratación. Antes no se podía realizar una instalación con mayor potencia a la electricidad contratada. Ahora el límite es el espacio físico. Es decir, puedes instalar tanta superficie de paneles fotovoltaicos como quieras o puedas ubicar. Por último, y no menos importante, se simplifica la burocracia. De esta forma, los posibles usuarios verán más accesible la posibilidad de poder generar su propia energía eléctrica.

Esperemos que no volvamos a saber nada más del denominado impuesto al sol. Pues ha supuesto un importante frenazo en el desarrollo energético de nuestro país. De aquí en adelante solo nos queda un camino... Di hola a las energías renovables.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies