Cambia tu modelo energético y ahorra en el consumo eléctrico

Foto de Rodolfo Clix en Pexels

 

Son muchas las cosas que podemos hacer para mejorar nuestro planeta y nuestra economía. El modelo energético es la forma en la que consumimos recursos y refiriéndonos a las viviendas, podríamos decir que es la forma en que cada vivienda y sus habitantes utilizan las diferentes fuentes de energía: desde la electricidad que alimenta nuestros dispositivos hasta la leña que se quema en la chimenea.

La importancia de cambiar nuestro modelo energético

cambio del modelo energético

Foto de Rodolfo Clix en Pexels

Un mayor consumo en electricidad se traduce al final en un mayor consumo de recursos limitados, por eso, es tan importante el aprovechamiento energético. Además de suponer un ahorro económico, disminuimos el consumo de combustibles y energías procedentes de fuentes contaminantes, y por lo tanto, reducimos nuestra huella ecológica ayudando al planeta que nos sustenta.

Energías No Renovables

El mayor porcentaje de consumo eléctrico en el mundo proviene de combustibles fósiles como son el petróleo, carbón y gas natural que impactan contundentemente de forma desfavorable al medio ambiente. En el uso de estas energías no renovables, se produce la emisión a la atmósfera de una gran cantidad de gases de efecto invernadero, provocando el calentamiento global que ya, a día de hoy, estamos notando efectos altamente negativos y devastadores tanto para el planeta como para todas las especies que habitan en él.

Energías Renovables

Por otra parte, nos encontramos con las energías renovables que además de limpias, como su propio nombre indica, son inagotables. Destacan por su diversidad, abundancia y potencial de aprovechamiento en cualquier parte del planeta ya que se obtienen a partir de fuentes naturales. Además, no producen esos gases de efecto invernadero tan dañinos. Las más conocidas y utilizadas son; la energía solar, aprovechada a través de las placas fotovoltaicas, la energía eólica o la hidroeléctrica.
A pesar de todas sus ventajas, no debemos abusar de ellas ya que para obtenerlas se generan residuos al emplear materiales y fabricar estructuras y elementos a base de metales y plásticos, con su consiguiente gasto de energías que pueden llegar a ser perjudiciales.

¿Son buenas? Por supuesto que sí, pero si queremos un mundo más limpio, sin contaminantes y que nos suponga un ahorro económico; en el término medio siempre se encuentra la meta. Nunca el derroche nos llevó a un buen lugar.

Consejos para ahorrar energía en casa y en el trabajo

En la rutina diaria existen pequeños gestos o acciones que no tenemos en cuenta y pueden ayudarnos a ahorrar y usar de forma más eficiente la energía. No por ello, sacrificamos o disminuimos nuestra calidad de vida y bienestar. Un cambio de hábitos nos proporcionará una mayor eficiencia en el consumo de la electricidad, el empleo racional de recursos energéticos, la conservación de nuestro entorno y por supuesto, un ahorro en la economía tanto doméstica como empresarial.

Existen algunos consejos que puedes ir incluyendo en tu día a día para mejorar poco a poco tu modelo de consumo energético.

  • Apagar todos los equipos eléctricos en el momento en el que no se estén usando tales como; ordenadores, cafeteras, impresoras, aires acondicionados, etc.
  • Aprovechar la energía y el calor solar abriendo cortinas, o persianas
  • Apagar las luces en las zonas en las que no se estén usando
  • Desenchufar aparatos eléctricos que no estén funcionando, como los cargadores de baterías
  • Emplear tecnologías que ahorren energía eléctrica y sean de alta eficiencia energética. Hornos, lavadoras, aires acondicionados, estufas, congeladores. Los aparatos obsoletos consumen mucha más energía y son menos eficaces.
  • Utilizar sensores de movimiento para encender o apagar las luces en lugares de tránsito
  • Utilizar bombillas de bajo consumo
  • Regular la temperatura de aires acondicionados, frigoríficos y refrigeradores
  • Cargar al máximo lavavajillas y lavadoras
  • Ajustar la potencia contratada con tu comercializadora a tus necesidades, sin consumir de más

Estas son sólo algunas de las pequeñas cosas que se pueden cambiar tu rutina y que supondrán un gran cambio a nivel global. Por eso, incrementar la conciencia social a través de los medios nos ayuda a vivir en un mundo mejor.

¿A qué esperas para mejorar tu modelo energético?

En SOLKIT te asesoramos en todos los aspectos relacionados con la eficiencia energética. No solo se trata de reducir nuestro gasto en electricidad, sino de utilizar las tecnologías adecuadas para cada necesidad específica. Contacta con nosotros para informarte a través de un equipo de profesionales que te guiarán por todo el proceso que te lleve a dejar una huella ecológica menor a la vez que ahorras dinero.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Abrir chat