¿Cuánto puede llegar a producir mi equipo fotovoltaico?

La pregunta que vamos a tratar de resolver en este artículo nos la plantean muchos clientes, ya que, al realizar una inversión de futuro, quieren asegurarse de que cubra sus necesidades no sólo a corto plazo.

Las instalaciones están pensadas para durar muchos años y hay que dimensionar la potencia, no sólo la que se consume ahora, sino la que se necesitará en el futuro próximo, ya que nuestro gasto energético aumenta año tras año.

¿Cuánto genera teóricamente mi equipo fotovoltaico?

Equipo fotovoltaico

 

En principio, la explicación es simple: si tenemos un número determinado de paneles con una potencia concreta, solo tenemos que hacer una simple multiplicación. Por ejemplo:

Tengo 12 paneles de 495W, por lo que la cuenta es 12 paneles x 495W.
El resultado, 5940, sería la potencia total en vatios/pico (Wp) que nuestras placas pueden llegar a generar.

Por supuesto, estos datos se dan con las condiciones óptimas. No podemos esperar que nuestro equipo genere siempre el 100% de su potencia porque hay muchos factores que afectan a su rendimiento.

Factores externos

Al realizar una instalación fotovoltaica son muchos los factores que hay que tener en cuenta. Cantidad de horas de sol (y de días nublados), el lugar donde se colocarán los paneles, los posibles obstáculos que tengan a su alrededor…

Para evitar interferencias de edificios, árboles, chimeneas u otros objetos que puedan afectar al rendimiento de nuestra instalación, se suelen utilizar optimizadores que hacen que cada uno de los paneles, utilice cada una de sus células fotovoltaicas de la forma más eficiente posible, manteniendo al máximo el rendimiento mientras los obstáculos solares incidan sobre nuestros paneles.

No es lo mismo invierno que verano

Pero si todo está como debe, en un día muy soleado los paneles del equipo fotovoltaico llegan a funcionar al XX% de su capacidad. A medida que sale el sol, las placas van recibiendo más radiación solar. Cuando va anocheciendo, sucede lo contrario: las placas empiezan a recibir menos luz y van dejando de generar potencia a medida que el sol cae.

Es importante tener esto en cuenta porque con los cambios de estación, de invierno a verano, no tenemos ni la misma cantidad de horas de luz, ni la misma intensidad de radiación. Es por esto, que cuando se conoce la potencia del equipo, se deben hacer distintos cálculos para cada época. En invierno, al haber menos sol, multiplicamos por 3, que son las horas que se estiman de luz en nuestro país. De la misma manera, en verano este valor aumenta y debemos multiplicar por 7.

De esta manera, utilizando el supuesto anterior, un equipo que genera 5940Wp, en invierno produciría 17.820Wh/dia (5940Wp x 3 horas) y en verano 41.580Wh/dia (5940Wp x 7 horas).

Almacenar la energía producida por mi equipo fotovoltaico

Por supuesto, es muy importante tener en cuenta que nuestro equipo fotovoltaico nos ayudará a abastecernos de energía mientras el sol brille. Esto quiere decir que las placas no producen energía durante la noche. Si queremos que nuestro ahorro energético sea aún mayor, es imprescindible el uso de baterías que apoyen nuestro equipo, acumulando la energía que no hemos gastado durante el día, para poder usarla de noche.

Desconectarme de la red eléctrica

Algunos clientes deciden utilizar las suficientes baterías en sus instalaciones como para desconectarse de la red eléctrica y ser totalmente autosuficientes en lo que a energía eléctrica se refiere. Son cada vez más las personas que quieren pasar a este modelo de consumo, en el que podemos generar nuestra propia energía y no hacer gastos innecesarios teniendo a nuestro alcance estos recursos alternativos. El sol es una fuente de energía gratuita y limpia, que te permite olvidarte de las compañías eléctricas. Además, con este cambio, ayudamos reducir el impacto medioambiental, para poder dejar un mundo mejor y más limpio.

Esta nueva revolución tecnológica permite no sólo que los hogares no dependan de las grandes eléctricas. También ofrece a las viviendas situadas en lugares remotos, la posibilidad de disponer de energía eléctrica, por muy alejada que se encuentre la vivienda de la red. Con un equipo fotovoltaico con la cantidad de módulos solares adecuados y las baterías necesarias, podrán autoabastecerse sin necesidad de intermediarios.


Si quieres más información, no dudes en contactar con SOLKIT. Estaremos encantados de ampliar la información que necesites, resolver tus dudas y asesorarte para encontrar un mejor modelo energético para ti, tu vivienda y nuestro planeta.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Abrir chat